Blog de 道


Pintar el arco iris
20/12/2014, 4:30 pm
Filed under: Libros | Etiquetas: , , , ,

Estos días en la tierra del Vajrayana, por coherencia, he estado leyendo un libro Dzogchen.

El Dzogchen que es una de las dos doctrinas de liberación Vajrayanas (la otra es Mahamudra) siempre me ha pareció lo más cerca que el budismo llega al Advaita Vedanta (igual que el Advaita Vedanta es lo más cerca que el hinduismo llega del budismo :) )

Es un libro corto y conciso, que me ha parecido muy directo y bastante bien escrito, puede encontrarse gratis en castellano por la red (no sé si legalmente).

Iré comentando algunos fragmentos en el blog, pero por si decidís leerlo, no dejeis que las primeras páginas os echen atrás. Son algo densas, pero luego cambia.

El libro es “Pintura del Arco-iris” o “Pintar el arco-iris” de Tulku Urgyen Rimpoche



+ Sobre la actitud en la meditación (y II)
18/12/2014, 12:53 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , ,

- Que meditar es ignorar los pensamientos.

Otra cosa que es igual de difícil, si eres capaz de ignorarlos y no implicarte en ellos en absoluto mientras ocurren, estás en una fase bastante avanzada de la práctica meditativa. Te felicito. Si puedes llevar eso mismo al día a día de forma consistente, quizá se te podría considerar “Despierto”.

Desgraciadamente no es fácil tal cosa… Y lo que es un grave error, es ignorar los efectos que esos pensamientos generan en cuanto a sufrimiento. Mucha gente dice que “ignora sus pensamientos” cuando el realidad su cuerpo le está diciendo justo lo contrario en forma de sufrimiento, pero ha aprendido a “ignorar su sufrimiento”, esas personas se extrañan de que puedan tener más adelante una úlcera o un ataque de ansiedad, pero es un fenómeno que psicológicamente no tiene ningún misterio, se llama “represión de emociones”.

- Que meditar NO es luchar contra los pensamientos.

Absolutamente cierto, cualquier actitud de enfrentamiento o frustración por su aparición es un impedimento a la meditación. En realidad cualquier reacción emotiva durante la práctica respecto a ti mismo, es un impedimento pues refuerza el sujeto durante la sesión.

Cualquier lucha, no solo con los pensamientos, es parte del problema…

- Que meditar es NO perseguir los pensamientos.

Cierto, con el pensamiento consciente lo único que has de hacer es no perseguirlo, cuando te encuentres pensando, simplemente vuelve a la práctica, no te recrees en ese pensamiento por agradable que sea, no lo sigas, no lo recuerdes, no lo analices, no lo valores, etc…

¿Se te ocurren más frases típicas sobre como gestionar meditación y pensamientos?

¿Entonces? ¿qué debo hacer cuando medito?

Pues reitero, si te dicen “sigue la respiración así o asá” lo que debes hacer es “seguir la respiración así o asá”

¿Y si surgen pensamientos?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

¿Y si no surgen pensamientos?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

¿Y si me irrito conmigo mismo?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

¿Y si deseo parar y dejarlo estar?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

¿Y si…?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

No hagas difícil lo que es fácil…

(*) Donde dice “sigue la respiración así o asá” en realidad se quiere decir siempre “sigue las indicaciones que te haya dado el maestro o guía, sean las que sean sin añadir absolutamente nada de tu cosecha”.

Al respecto de esto, me viene a la cabeza una anécdota, creo que de Daniel Ingram.

En un retiro vipassana en Myanmar estaba haciendo una práctica de “noting” que consiste en “anotar mentalmente” toda percepción que se tiene. Si por ejemplo uno se descubre pensando dice mentalmente “pensando, pensando…”, si te pica una pierna mentalmente lo “anotas” : “picor, picor…”, etc…

Pues bien, Daniel tuvo durante ese retiro una experiencia muy intensa (no recuerdo los detalles) y emocionado fue corriendo al maestro y empezó a explicarle atropelladamente todos los detalles de su experiencia cumbre tan transcendental…

Cuando acabó el maestro simplemente le preguntó:

- Muy bien, muy bien, y… ¿lo “anotaste”?

Solo entonces se dio cuenta Daniel que durante la experiencia no había “anotado” nada, había abandonado la práctica cegado por el evento… pero el evento no interesaba para nada al maestro… lo que interesaba al maestro era precisamente su capacidad para estar presente incluso durante tan fantástico evento… :) justo lo que no hizo… :)



+ Sobre la actitud en la meditación (I)
16/12/2014, 4:26 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , ,

El Pensamiento conceptual consciente (PCC, la vocecilla en tu cabeza) es la piedra angular cuando uno se inicia en meditación.

Esto es así porque el neófito normalmente ya ha detectado que esa vocecilla, no solo está descontrolada, sino que es fuente de sufrimiento. Y aún así no puede evitar pensar que es él mismo, que esa vocecilla es el núcleo de su ser. Del interés en resolver esa paradoja surgirá la motivación necesaria para meditar.

Pero en cuanto se pone a meditar empieza reflexionar sobre todo eso que le han dicho al respecto o que ha leído por Internet:

- Que meditar es dejar la mente en blanco (queriendo decir que no haya PCC).
– Que meditar NO es dejar la mente en blanco.
– Que meditar es observar los pensamientos.
– Que meditar es ignorar los pensamientos.
– Que meditar NO es luchar contra los pensamientos.
– Que meditar es NO perseguir los pensamientos.
etc…

¿Pero que te ha dicho tu maestro o la guía de meditación que sigas?

Probablemente te ha dicho al así como: “Sigue mentalmente tu respiración de tal o tal manera…”

Pues eso es lo que debes hacer, no te compliques la vida. :)

La mente (en minúsculas) siempre tiene que añadir cosas y complicarlo todo, buscando soluciones a problemas que no existen o “adaptando” lo que otro ha dicho a lo que “ella cree” que debe ser.

¿Cuantas veces nos hemos dado cuenta que explicamos algo claramente a alguien y él entiende lo que le da la gana?

Pues no seas presuntuoso: a ti te pasa exactamente lo mismo (y a mi :) ). Cuando seas capaz de observarte con ecuanimidad, lo verás… y te reirás de ti mismo…

Igualmente, ya que estamos aquí, podemos comentar algunos de los “consejos” sobre el pensamiento que se dan a los meditadores por parte de los no-maestros :)

- Meditar es dejar la mente en blanco.

Ni sí, ni no, “dejar la mente vacía de PCC” puede ser una práctica samatha (de concentración) pero no todas las meditaciones son de este tipo. Igualmente, esto no ocurrirá al principio y no es razonable que lo consigas durante demasiados segundos al principio… tampoco pasa nada por ello…

Ningún maestro serio te dirá “el objetivo es dejar la mente en blanco”, te lo aseguro…

- Meditar NO es dejar la mente en blanco (sin PCC)

Ni sí, ni no, ya hemos visto por qué antes… Pero es importante decir que tampoco es imposible como se lee también por ahí. Es raro que pase al principio, pero no solo no es imposible sino que es un estadio por el que pasan muchos de los practicantes avanzados. Incluso cuando te levantas del cojín…

- Que meditar es observar los pensamientos.

Estoy estaría muy bien si no fuera porque esto solo se da en una práctica bastante avanzada. He leído este consejo en blogs de personas aparentemente neófitas y probablemente se están engañando a sí mismas (que es justo lo contrario a lo que se necesita). Puesto que no es lo mismo “recordar” que estábamos pensando justo hace 1 segundo que ser capaz de observar desde fuera un pensamiento mientras ocurre sin implicarse en él en absoluto y siendo consciente de ello al 100%.

Respecto a ese “recordar” lo que estabas pensando hace 1 segundo, es innecesario excepto en prácticas muy concretas, y mucho menos analizarlo (que será otro pensamiento). Cuando antes olvides ese pensamiento, mejor. :) Pero no caigas en el mismo error de nuevo, no “intentes olvidarlo”, no “intentes arreglarlo”, no “intentes analizarlo”, simplemente vuelve a la práctica y el pensamiento se olvidará.

(continua)



Oro en las colinas
14/12/2014, 10:21 am
Filed under: Cançons | Etiquetas:

Sé que no lo parece pero quizá hoy es un día perfecto,
aunque las facturas se acumulen y quizá la suerte no te sonría.

Y si abrimos los ojos veremos las bendiciones ocultas.
Que las las nubes de lluvia son manantiales aunque tus problemas parezcan montañas.

Hay oro en las colinas.
No te desanimes, da al día una oportunidad.

De tanto en tanto la vida nos dice ¿dónde crees que vas tan rápido?
Podemos pensar que es cruel pero a veces, hay que ser cruel para bien.

Y si nos levantamos veremos el bosque y no los árboles
y al sol elevarse en el horizonte, en las montañas…

Hay oro en las colinas.
No pierdas la fe, da al mundo una oportunidad de decirte…

…una o dos cosas, amigo. Pero no como acabará el día
Y no sabremos hasta que lo veamos que…

…hay oro en las colinas, oro en las colinas.
No te desanimes, da al día una oportunidad.

Hay oro en las colinas.


I know it doesn’t seem that way
But maybe it’s the perfect day
Even though the bills are piling
And maybe Lady Luck ain’t smiling

But if we’d only open our eyes
We’d see the blessings in disguise
That all the rain clouds are fountains
Though our troubles seem like mountains

There’s gold in them hills
There’s gold in them hills
So don’t lose heart
Give the day a chance to start

Every now and then life says
Where do you think you’re going so fast
We’re apt to think it cruel but sometimes
It’s a case of cruel to be kind

And if we’d get up off our knees
Why then we’d see the forest for the trees
And we’d see the new sun rising
Over the hills on the horizon

There’s gold in them hills
There’s gold in them hills
So don’t lose faith
Give the world a chance to say

A word or two, my friend
There’s no telling how the day might end
And we’ll never know until we see

That there’s gold in them hills
There’s gold in them hills
So don’t lose heart
Give the day a chance to start

There’s gold in them hills
There’s gold in them hills



Control
12/12/2014, 4:30 pm
Filed under: Fragments, Uncategorized | Etiquetas: , , , ,

¿Qué pasaría si dejases de controlar y te librases de cualquier urgencia, hasta de la más mínima urgencia de controlar algo, en cualquier parte, incluyendo todo lo que estuviese sucediendo en este preciso instante? Imagina que pudieses deshacerte del control en todos los niveles, por completo. Si fueses capaz de abandonar cualquier control, absolutamente, totalmente, serías un ser libre a nivel espiritual.

[…]

Cuando hablo de control me refiero a todo. El control más obvio tiene lugar cuando la gente trata de controlarse entre sí. Si te acuerdas de cualquier conversación que hayas mantenido hoy mismo, probablemente encuentres algún elemento de control en ella. Seguramente estabas intentando controlar la mente de alguien para que te entendiera, para que estuviese de acuerdo contigo, para que te escuchase o para que le gustaras. Tal vez no sea así en todas las conversaciones ni con todo el mundo, pero probablemente sí lo sea en unas cuantas.

Me estoy refiriendo a todas las cosas, desde las formas de control y poder más obvias hasta las más sutiles. En estas últimas intentamos modificar la experiencia de este momento concreto. Una de las preguntas más frecuentes que recibo dice algo así: «Adya, he tenido un cierto despertar espiritual, al menos eso creo, y aunque ha sucedido, tengo la sensación de que no es completo. En realidad no me siento totalmente libre. Tal vez me haya despertado a lo que soy y a quién soy, y eso es muy hermoso y profundo, Adya, pero hay algo que no ha terminado de completarse». A esto le sigue: «¿Qué puedo hacer?». Todavía no me he encontrado con ningún caso de este estilo en el que el individuo no esté enfrentándose, principalmente, al problema del control. Ninguno, porque a no ser que nos hayamos liberado del deseo de controlar, todo el mundo gestiona el control de un modo u otro.

Para resumirlo de forma muy sencilla, la diferencia entre las personas que han tenido iluminaciones espirituales profundas en relación a su verdadera naturaleza y las que están verdaderamente liberadas y se sienten completamente libres es ésta, únicamente: aquellos que están libres y liberados se han deshecho por completo del control. Esto ocurre porque, cuando te deshaces del control, no puedes evitar sentirte liberado y libre. Es como si saltaras de un edificio. No podrías evitar caer hacia abajo; la gravedad te empujaría en esa dirección. Si te liberases por completo del control, terminarías realizándote plenamente.

[…]

Es un movimiento muy profundo. Una auténtica mutación del núcleo de tu ser. No tiene que ser una revelación, ni un logro espiritual o una realización. Es una mutación fundamental respecto a nuestra forma de existir: vivir sin el deseo de controlar. Cuando llegues al centro del control, lo más probable es que te sientas morir. Casi todo el mundo se siente así porque, en cierto sentido, te vas a morir. Cuando la vida deja de tener control, ni siquiera en el nivel más fundamental, es una muerte. En la mayoría de los casos nuestra vida comenzó a girar en torno al control a la edad de un año, más o menos. Verás que hay niños de tan sólo dos años que intentan controlar a su madre, y ordenan y manipulan a mamá y a papá. Esta urgencia de control, esta especie de sensación biológica de que la supervivencia depende del control aparece a una edad muy temprana.

Es una transformación fundamental. Por eso mismo, aunque tengamos una realización muy profunda de la verdad, en último término la auténtica libertad no llega necesariamente a través de una realización. Evidentemente, casi todo el mundo necesita pasar por una realización profunda de su verdadera naturaleza para poder entregarse de una forma natural y espontánea. Pero ésta sólo se completará a sí misma cuando esa persona deje de controlar ciega e impredeciblemente. En relación a este tema, la gente suele preguntarme: «Pero ¿cómo lo hago?». Y lo único que puedo decir es que el control está en la propia pregunta. El control intenta hacer de las suyas. La pregunta de «cómo» siempre se refiere al control. Tener un cómo tal vez nos resulte útil, pero al fin y al cabo no es más que control. No existe ningún cómo. Limítate a relajarte por completo.

Adyashanti



Shurangama Sutra
10/12/2014, 4:35 pm
Filed under: Fragments | Etiquetas: , , , , ,

Ananda, debes saber que la buena persona ha visto exhaustivamente las formaciones-skandha como vácuas, y debe devolver la consciencia a la fuente. Ya ha terminado con la producción y destrucción (de conceptos), pero no ha perfeccionado todavía la sutil maravilla de la serenidad definitiva.

Puede usar los sentidos individuales de su cuerpo para unirse y abrirse (¿?). También tiene una consciencia penetrante de todas las categorias de seres en las diez direcciones. Como su consciencia es penetrante, puede entrar en la fuente perfecta. Pero si ve aquello a lo que retorna como la causa de verdadera permanencia e interpreta eso como un estado supremo, caerá en en el error de aferrarse a esa causa. Confundido sobre el Boddhi de los Buddhas, perderá su conocimiento y entendimiento.

Este es el primer estado, en el cual se crea un lugar al que volver, basado en la idea de que hay algo que obtener. Él se aleja de la perfecta penetración (de la verdad) y vuelve su espalda a la Ciudad del Nirvana, plantando así las semillas del eternalismo.


Ananda, you should know that the good person has thoroughly seen the formations skandha as empty, and he must return consciousness to the source. He has already ended production and destruction, but he has not yet perfected the subtle wonder of ultimate serenity.

He can cause the individual sense faculties of his body to unite and open. He also has a pervasive awareness of all the categories of beings in the ten directions. Since his awareness is pervasive, he can enter the perfect source. But if he regards what he is returning to as the cause of true permanence and interprets this as a supreme state, he will fall into the error of holding to that cause. Confused about the Bodhi of the Buddhas, he will lose his knowledge and understanding. Él se aleja de la perfecta penetración (de la verdad) y vuelve su espalda a la Ciudad del Nirvana, plantando así las semillas del eternalismo.

This is the first state, in which he creates a place to which to return, based on the idea that there is something to attain. He strays far from perfect penetration and turns his back on the City of Nirvana, thus sowing the seeds of externalism.

- Sid. Gautama (Atribuido a…)



Quietud en medio de la tormenta
08/12/2014, 4:34 pm
Filed under: Fotografía | Etiquetas: ,

¿Podrás mantener la quietud en medio de la tormenta?

kana




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 183 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: