Blog de 道


El camino medio del universo
20/11/2014, 4:07 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , ,

El mundo no es solo una proyección de nuestra mente, pero tampoco es independiente de nuestra mente y sin embargo todo es mente.

Suena raro ¿no? Veámoslo

No es totalmente independiente de la mente porque conceptos como color o forma, solo son interpretaciones formadas por un cúmulo de influencias, las cuales incluyen nuestros sentidos y nuestra mente. Con otros sentidos y otra mente, el color o la forma podrían no existir, o ser totalmente diferentes. Y de hecho sabemos que es así en los animales, ¿alguien puede ni imaginar como crea su universo un gusano sin ojos ni sentidos?

Pero el mundo no es una pura proyección de nuestra mente porque cuando percibimos la realidad, existe un desencadenante adicional también participando. Veamos como confirmarlo.

El que cree que la realidad es totalmente una proyección de la mente tendrá un complicado problema intentando explicar como la mente “inventa” un universo de la nada, si realmente no ha habido nunca nada allí… ¿cómo surge el mundo en toda su complejidad y qué le da “solidez/continuidad” momento a momento?

El estado de sueño con sueños, que se usa a menudo como prueba de que todo es proyectado por la mente, es precisamente un contra-ejemplo de lo que pretende demostrar.

¿Por qué? pues porque los sueños están desprovistos de “solidez/continuidad”. Podemos dejar una manzana en la mesa y al volver encontrar un dragón. Eso no suele pasar en el estado de vigilia…

El mismo hecho que les falte “algo” a los sueños debería hacer que nos preguntáramos qué es eso que les falta respecto a la vigilia, en lugar de aceptar con los ojos cerrados que “todo es un sueño”.

Lo que les falta es evidente: los sueños los crea la mente una vez se ha “cerrado” a los sentidos pero aún está activa, por tanto al sueño lo que le falta son los elementos de “realidad percibida” captados por los “sentidos”, por eso no tiene “solidez/continuidad”.

Luego es evidente que esos elementos diferenciales existen, sino no habría diferencia ente la vigilia y el sueño.

De forma fácil hemos demostrado que la realidad se compone de mente y algo más externo a ella. Eso, ni define (si es que se puede llegar a definir) que es “ese algo más” que llamamos noúmeno, ni tampoco desmiente la idea de que “todo es mente”, siempre que tengamos claro que queremos decir “todo lo que puedo percibir, todo aquello de lo que puedo ser consciente, es mente”, lo cual es cierto a todos los niveles (y además es 100% científico) como hemos visto.

Así pues, el mundo no es solo una proyección de nuestra mente, pero tampoco es independiente de nuestra mente y sin embargo todo es mente. Ese es el camino medio.



La doma del elefante
18/11/2014, 11:11 am
Filed under: Imatges | Etiquetas: , , , ,

Curiosa versión tibetana de la doma del buey zen:

 

Visto aquí.



Kensho 3
16/11/2014, 4:22 pm
Filed under: K.uentos, Uncategorized | Etiquetas: ,

La naturaleza de los sentidos es siempre no-dual y siempre lo fue, no hay un observador, una realidad y un ver.

Solo existe “lo visto”, el paisaje, que es construido por la mente a partir de quien sabe qué más (eso ya son hipótesis). Igual ocurre con lo oído y con todo lo demás.

¿Cómo surge la dualidad sujeto-objeto de la percepción?

Con el pensamiento de que estoy observando algo.

Lo relevante de ese pensamiento es que que ese proceso mental de crear el sujeto puede tener una expresión consciente o no, pero en el fondo surge de procesos mentales más sutiles, no conceptuales y difíciles de percibir por la consciencia incluso tras años de refinado y profundización de su capacidad para observar.

Entonces que seas consciente de esos procesos mentales o no, dependerá del punto hasta el que hayas refinado tu consciencia.

Por eso ahora es claro como se pueden no tener pensamientos conscientes (Presencia o Consciencia pura) y sin embargo estar en un escenario de percepción dual con sujeto, pues el sujeto es una construcción mental no conceptual (a menudo casi inconsciente o subconsciente) surgiendo.

Llega un momento en que la consciencia es capaz de percibir simultáneamente el ver y ese pensamiento sutil, casi apenas solo una intención, que asume el rol de sujeto. Cuando eso ocurre, todo esto que ya era conocido conceptualmente, es hecho consciente y por tanto experimentado además de comprendido conceptualmente.

Cuando ese momento ocurre, o quizá mejor dicho cuando la consciencia alcanza la posición adecuada en que puede hacerse consciente de lo explicado anteriormente, y lo ve, en ese momento el mecanismo de percepción dual es comprendido y su liberación llega siempre sin esfuerzo y de forma natural. Se ha obtenido el prajna necesario y por tanto esta realización.

Constructor de la casa, te he visto. Ya no levantarás la casa de nuevo.



Nisargadatta y meditación
14/11/2014, 4:30 pm
Filed under: Fragments | Etiquetas: , , , , , ,

Está de moda decir que la meditación no sirve :) sobretodo en círculos neoadvaitas o de nuevos-maestros, que refuerza el sujeto.

Bueno, pues veamos la opinión de Nisargdatta:

Q: In meditation, who meditates, the person or the witness?
M: Meditation is a deliberate attempt to pierce into the higher states of consciousness and finally go beyond it. The art of meditation is the art of shifting the focus of attention to ever subtler levels, without losing one’s grip on the levels left behind. In a way it is like having death undercontrol. One begins with the lowest levels: social circumstances, customs and habits; physical surroundings, the posture and the breathing of the body, the senses, their sensations and perceptions; the mind, its thoughts and feelings; until the entire mechanism of personality is grasped and firmly held. The final stage of meditation is reached when the sense of identity goes beyond the ‘I-am-so-and-so’, beyond ‘so-I-am’, beyond ‘I-am-the-witness-only’, beyond ‘there-is’, beyond all ideas into the impersonally personal pure being. But you must be energetic when you take to meditation. It is definitely not a part-time occupation. Limit your interests and activities to what is needed for you and your dependents’ barest needs. Save all your energies and time for breaking the wall your mind had built around you. Believe me, you will not regret.

Q: How do I come to know that my experience is universal?
M: At the end of your meditation all is known directly, no proofs whatsoever are required. Just as every drop of the ocean carries the taste of the ocean, so does every moment carry the taste of eternity. Definitions and descriptions have their place as useful incentives for further search, but you must go beyond them into what is undefinable and indescribable, except in negative terms. After all, even universality and eternity are mere concepts, the opposites of being place and time-bound. Reality is not a concept, nor the manifestation of a concept. It has nothing to do with concepts. Concern yourself with your mind, remove its distortions and impurities. Once you had the taste of your own self, you will find it everywhere and at all times. Therefore, it is so important that you should come to it. Once you know it, you will never lose it. But you must give yourself the opportunity through intensive, even arduous meditation.

M: For meditation you should sit with identification with the knowledge “I am” only and have confirmed to yourself that you are not the body. You must dwell only in that knowledge “I am”–not merely the words “I am.” The design of your body does not signify your identification. And also, the name which is given to you or to the body is not your correct identity. The name which is imposed on you, or the name which you have heard about you–you have accepted that name as yourself. Similarly, since you have seen your body, you think you are the body. So you have to give up both these identities. And the indwelling knowledge that you are, without words, that itself you are. In that identity, you must stabilize yourself. And then, whatever doubts you have, will be cleared by that very knowledge, and everything will be opened up in you.

Q: All teachers advise to meditate. What is the purpose of meditation?
M: We know the outer world of sensations and actions. But of our inner world of thoughts and feelings we know very little. The primary purpose of meditation is to become conscious of, and familiar with, our inner life. The ultimate purpose is to reach the source of life and consciousness. Incidentally, practice of meditation affects deeply our character. We are slaves to what we do not know. Whatever vice or weakness in ourselves we discover and understand its causes and its workings, we overcome it by the very knowing; the unconscious dissolves when brought into the conscious. The dissolution of the unconscious release energy; the mind feels adequate and become quiet.

M: I simply followed (my teacher’s) instruction which was to focus the mind on pure being ‘I am’, and stay in it. I used to sit for hours together, with nothing but the ‘I am’ in my mind and soon peace and joy and a deep all-embracing love became my normal state. In it all disappeared — myself, my Guru, the life I lived, the world around me. Only peace remained and unfathomable silence.



La muerte
12/11/2014, 4:27 pm
Filed under: Fragments | Etiquetas: ,

¿Qué ruido era aquél? ¡Ah, sí! Los hombres ataban los trineos y aseguraban fuertemente las correas. Escuchó, pues sabía que nunca más volvería a oír aquellos ruidos. Los látigos restallaron y se abatieron sobre los lomos de los perros. ¡Cómo gemían! ¡Cómo aborrecían aquellas bestias el trabajo y la pista! ¡Allá iban! Trineo tras trineo, se fueron alejando con rumor casi imperceptible. Se habían ido. Se habían apartado de su vida y él se enfrentó solo con la amargura de su última hora. Pero no; la nieve crujió bajo un mocasín; un hombre se detuvo a su lado; Una mano se apoyó suavemente en su cabeza. Agradeció a su hijo este gesto. Se acordó de otros viejos cuyos hijos no se habían despedido de ellos cuando la tribu se fue. Pero su hijo no era así. Sus pensamientos volaron hacia el pasado, pero la voz del joven lo hizo volver a la realidad.

-¿Estás bien? – le preguntó.

Y el viejo repuso:

-Estoy bien.

-Tienes leña a tu lado -dijo el joven-, y el fuego arde alegremente. La mañana es gris y el frío ha cesado. La nieve no tardará en llegar. Ya nieva.

-Sí, ya nieva.

-Los hombres de la tribu tienen prisa. Llevan pesados fardos y tienen el vientre liso por la falta de comida. El camino es largo y viajan con rapidez. Me voy. ¿Te parece bien?

-Sí. Soy como una hoja del último invierno, apenas sujeta a la rama. Al primer soplo me desprenderé. Mi voz es ya como la de una vieja. Mis ojos ya no ven el camino abierto a mis pies, y mis pies son pesados. Estoy cansado. Me parece bien.

Inclinó sin tristeza la frente y así permaneció hasta que hubo cesado el rumor de los pasos al aplastar la nieve y comprendió que su hijo ya no lo oiría si lo llamase. Entonces se apresuró a acercar la mano a la leña. Sólo ella se interponía entre él y la eternidad que iba a engullirlo. Lo último que la vida le ofrecía era un manojo de ramitas secas. Una a una, irían alimentando el fuego, e igualmente, paso a paso, con sigilo, la muerte se acercaría a él. Y cuando la última ramita hubiese desprendido su calor, la intensidad de la helada aumentaría. Primero sucumbirían sus pies, después sus manos, y el entumecimiento ascendería lentamente por sus extremidades y se extendería por todo su cuerpo. Entonces inclinaría la cabeza sobre las rodillas y descansaría. Era muy sencillo. Todos los hombres tenían que morir.

-J. London



Las infinitas capacidades del silencio
10/11/2014, 4:30 pm
Filed under: Descripcions | Etiquetas: , , , ,

Cuando uno acalla su diálogo interior, surge el silencio, sea este temporal o permanente.

Pero silencio es una palabra que se queda muy corta para expresar lo que en realidad es la mente no-conceptual, es decir es TODA nuestra mente menos el lenguaje consciente interior. A eso llamamos Silencio (o Presencia).

El hecho de que ese inmenso Silencio no pueda ser diferenciado por nuestro lenguaje (ni totalmente por nuestra consciencia) hace que cualquier práctica no conceptual sea terriblemente difícil, si no imposible, de comunicar de un ser a otro mediante el lenguaje.

Por ejemplo: ¿qué significa meditar sobre no-yo o no-dualidad o cualquier otro extremo?

Desde luego no significa hablar interiormente sobre ningún concepto relativo a esas ideas. Debe haber silencio, pero luego ¿qué hago?

¿Cómo explicar qué significa reflexionar sin palabras? Eso que a menudo llamamos “mirar”: observar, mirar inquisitivamente…

Es infinita la variabilidad de formas en que la mente en silencio puede trabajar, es por ello que cien personas pueden estar meditando aparentemente de igual forma, por ejemplo haciendo zazen, y obtener resultados totalmente diferentes. Pero es porque estaban meditando de forma diferente…

Consultadas todas ellas, todas ellas dirán que estaban “en silencio mental” (o lo intentaban) pero ¿se parecía en algo su práctica no conceptual? Probablemente no, las sutiles variaciones (sutiles porque no se pueden expresar en palabras no porque no sean evidentes) de ese silencio son infinitas.

Experimento mental sin número: silencios…

  • Relájate, cierra los ojos y concentrándote totalmente sigue tu respiración durante unas cuantas inspiraciones. Solo sigue la respiración, el objetivo es seguirla con el mayor detalle posible sin que nada interfiera.

Cuando te apetezca acaba el ejercicio.

¿Bien?

  • Ahora cierra los ojos y relajadamente intenta olvidarte de todo, hasta de ti mismo, como si quisieras dormirte, ves respirando y hundiéndote en ese confort tan agradable…

Cuando te apetezca acaba el ejercicio.

¿Bien?

  • Ahora, relájate cierra los ojos y concentrándote totalmente observa el espacio interior buscando encontrar un Yo, búscalo, búscalo con intensidad y penetración, sumérgete en ti mismo ¿dónde está? ¿en el sentimiento del pecho? ¿de la cabeza? ¿en el mirar? ¿en la oscuridad? ¿en el silencio? Busca, busca, busca.

Cuando te apetezca acaba el ejercicio.

¿Bien?

¿Estabas en todos los casos en Silencio mental? Sí.

¿La forma de meditar era absolutamente diferente? Sí.

Y los resultados también lo serán.



T. S. Eliot
08/11/2014, 4:45 pm
Filed under: Poemes | Etiquetas:

We think of the key, each in his prison
thinking of the key, each confirms a prison.


Pensamos en la llave, cada uno en su prisión
pensando en la llave, cada uno confirma una prisión.


-T.S Eliot, The Waste Land




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 173 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: